El Alazán y El Rosillo / Los Caballos que corrieron

La verdadera historia de la carrera que se corrió un 19 de Marzo… conoce los datos reales!

De 1923 a la fecha ya son casi 100 años, en los que muchas cosas han cambiado y esto también incluye a la misma historia de hechos reales de nuestra tierra.

La historia de los caballos que corrieron se a contado, cantado y hasta se hizo una película, donde podemos conocer la historia de un caballo poco apreciado que ganó una carrera a un caballo de muy bonita estampa y el favorito de mucha gente.

No se sabe exactamente el momento en que la historia cambió de nombre, lo cierto es que millones de personas han escuchado un corrido y mirado una película en la que no se le da el crédito a quien lo merece.

La comunidad de San Benito, en Mocorito Sinaloa, es en realidad la comunidad donde los caballos corrieron, a muchas personas nos tocó nacer escuchando que corrieron en San Fernando, una comunidad que por lo menos creíamos que estaba dentro del estado de Sinaloa, por mención de Pedro Infante en su versión del corrido.

Y aunque en el estado de Sinaloa si existen las 3 comunidades que se mencionan en el corrido (Mocorito, San Fernando y Bamoa), solo el pueblo mágico de Mocorito tiene algo que ver en la verdadera historia.

Y solo San Benito, a sido visitado por gobernadores y del propio Luis Perez Meza (Uno de los que a registrado la versión mas popular del corrido) reconociendo esta comunidad con donde se dio origen a la historia.

Buscando los caballos que corrieron.

Para conocer un poco más de esta historia, tuve que ir a Mocorito donde platicando con algunas personas, pude conocer una versión distinta a la película que de niño mire.

Fue hasta unos día apenas que puede conocer personalmente la comunidad de San Benito ubicada a poco más de 26 kilómetros de Mocorito en las faldas de la sierra de Sinaloa, una comunidad muy bonita y tranquila, con sus casas y paisajes pintorescos; Su gente amable y hospitalaria como se caracteriza al estado de Sinaloa, misma gente que me recibió en sus casa para contar la historia que les heredaron sus padres tíos y abuelos.

Corrido «El Alazán y El Rosillo»

Lo cierto es que ya solo los cerros y se dice que un mezquite quedan como testigos de la historia y de corrido original, ese que compusieron un par de analfabeta’s, con el nombre de «Los caballos que corrieron» y seguimos cantándolo hasta el día hoy como «El Alazán y El Rosillo»

No sabemos exactamente por qué en la versión más popular del corrido se canta «en San Fernando corrieron», pero sin duda creo debemos agradecer a Luis Perez Meza por compartir esta historia al mundo entero.

Dice el dicho que la culpa no es del indio sino del que lo hace compadre; Entre los artistas que considero de más renombre en la difusión de este corrido puedo mencionar a Pedro Infante y Antonio Aguilar, quienes cantaron la versión registrada por Luis Pérez Meza.

PELÍCULA «el ALAZÁN y el rosillo»

Antonio Aguilar hasta llevó el corrido a la pantalla, grabando en 1964 una película, donde en los créditos menciona que fue grabada en su totalidad en Tayahua Zacatecas, y aunque en toda la película no se menciona nombres exactos de pueblos y haciendas (Solo se menciona la feria de San Fernando), hay un par de coincidencias con San Benito como el que hay un río y una estación de tren un poco lejos del pueblo que bien podría compararse con la de Guamuchil.

Un punto muy interesante que alcance a ver en los mismos créditos fue la mención de la «Actuación especial de los caballos de Antonio Aguilar» donde podemos conocer que el caballo que represento al Rosillo tenia el nombre del Zarco, y también también puedo imaginarme el gran aprecio que le tenia a sus caballos, tanto que los incluyo en los créditos.

Antonio Aguilar en la película cuenta a su modo la historia de 2 familias (Los Torres y Los Anaya) y la situación social de la época; Pero gracias al historiador, Antonio Nakayama podemos conocer la historia de lo que fue la carrera y nos describe literariamente todo el bullicio y algarabía que rodeaba el taste de San Benito aquel 19 de Marzo de 1923.

Antonio Nakayama, también nos heredó datos exactos que podemos comparar con la película:

En la película se dice que Juventino Torres era el dueño del Alazán y Rosendo Anaya fue el que entreno o compro al Rosillo, un caballo que tenía chelelo; Los verdaderos nombres del dueño de el Alazán fue Jesús Valenzuela de San Benito, y el dueño de el Rosillo Vicente Gurrola de Milpa Vieja.

En la película se amarra la carrera con 200 mil pesos, pero en realidad, fueron Filiberto Zamorano por el Rosillo y Eleuterio López por el Alazán quienes amarraron la carrera con $1000 pesos cada uno, que en aquel entonces no dejaba de ser un dineral.

Los nombre exactos de los Jinetes no se menciona en la película, solo se le nombra como el Cenizo al jinete del caballo el Rosillo, en el corrido se menciona al que corrio el Alazán como el Diablo Verde, quien pudimos averiguar que fue el hijo de Eleuterio López uno de los promotores de la carrera, y del jinete del Rosillo poco sabemos, solo que también era un chamaco de aproximadamente 9 años, y que el caballo lo llevaba jalando de las riendas Valentin Cuevas, El Pilote.

Personajes y otros puntos interesantes de la verdadera historia.

Más de 60 Grupos y Artistas han cantado este corrido y pocos son los que lo han cantando en su versión original, donde se mencionan a más personajes de la región como a la Chona Guzmán, don Gregorio López y su esposa Nieves Nuñez.

La Chona Guzmán, era como se le conocía a Juana Guzmán en aquel entonces una jovencita que atendía las mesas de una pequeña e improvisada fonda a la orilla del taste, quien muy segura del Alazán escucho un grito retador departe de uno de los partidarios del Rosillo que decía:“¡aquí hay dinero pa’apostar al «rosíllo»!; ¿quién le entra?” a lo que ella respondió con 20 reales, nadie se lo podía creer y les dice “Pa probarles a estos presumidos que la Chona Guzmán no se raja, y q’el «Ligero» puede darle al «Rosío» «las patas», «el ángel» y todo lo que quiera, ¡y le roba!”

Moneda de 1 Real Mexicano

Don Gregorio López era un músico de San Benito quien también apostó todo el dinero que traía, y cuando ya no traía más dinero le pide a préstamo a su esposa Nieves Nuñez quien lo respalda apostando también todo su dinero vacas y hasta la camisa de Gregorio por que estaban muy seguros que el Alazán ganaría esa carrera.

El Alazán era un caballo de media sangre ya popular por la región y hacia sentir orgulloso a la gente de San Benito y amigos de los poblados vecinos hasta Mocorito, mientras que el Rosillo era un caballito criollo de la sierra que apenas comenzaba a correrse.

En alguna versiones del corrido se menciona que a las 20 varas fue donde se quedó atrás el ligero o el Alazán, siendo esta una distancia tan corta pone mas emoción al corrido, pero la opinión de los habitantes y de Antonio Nakayama sabemos que fue hasta los doscientos metros donde el Alazán, comenzó a abrirse al lado derecho del taste y su corredor no pudo controlarlo, fue cuando el jinete del rosillo aprovecha la oportunidad y toma ventaja, por fin el jinete del Alazán logra controlarlo y alcanza al Rosillo pero este caballo ya tenía mucha ventaja y logra llegar primero a los 500 metros.

Ese poblado de Bacamopa y otros más de la sierra, seguro estuvieron de fiesta pero ya toda la gente que había confiado en el Alazán y que no apostó más por que no había a quien más apostarle, quedaron muy enojados tanto que en el corrido les dicen al Rosillo, Anda vete desgraciado vete a robar a tu tierra!

Hoy día queda solo el recuerdo de esa gran historia, y en honor a los caballos y su jinete en la entrada de San Benito se levantó un monumento que permite tener siempre bien presente y decirles a todos sus visitantes que aquí en San Benito, municipio de Mocorito, Sinaloa fue donde se corrió esa gran carrera del Alazan y el Rosillo.

Agradecimiento

Quiero agradecer a todas estas personas que han sido parte de esta publicación, ya que sin ustedes no hubiera sido posible, la información mostrada, es opinión personal, información recabada por los habitantes y familiares de la comunidad de San Benito y de la publicación realizada por Antonio Nakayama.